Un nuevo estudio molecular revela por primera vez que el nivel alto de azúcar en sangre o glucosa daña una enzima importante que está involucrada con la forma en que el sistema inmunológico responde a las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores dicen que los hallazgos ayudarán a mapear la progresión de la devastadora enfermedad para identificar mejor a aquellos en riesgo y tal vez encontrar nuevas formas de tratarla o prevenirla.

El azúcar en la sangre anormalmente alto, o hiperglucemia, es una característica bien conocida de la diabetes y la obesidad.

Sin embargo, aparte del hecho de que las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, el vínculo entre la hiperglucemia y esta causa común de demencia no ha sido del todo clara.

Ahora, los investigadores demuestran que el factor inhibidor de la migración de macrófagos (MIF) – una enzima que juega un papel importante en la función inmune y la regulación de la insulina – sufre daño asociado con glucosa alta en la enfermedad de Alzheimer temprana.

El equipo, de la Universidad de Bath y el King’s College de Londres, ambos en el Reino Unido, describe los hallazgos en un artículo publicado en la revista Scientific Reports.

Cambios tóxicos en el cerebro

El Alzheimer es una enfermedad progresiva que desgasta el cerebro y que erosiona la capacidad de las personas para recordar, pensar, realizar tareas diarias y llevar una vida independiente.

Entre los adultos mayores, la enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia, una afección que afecta a 46 millones de personas en todo el mundo.

A medida que se hacen más estudios, los científicos están desentrañando gradualmente los complejos cambios que ocurren en el cerebro durante el inicio y desarrollo de la enfermedad.

Muchos expertos creen que el daño causado por la enfermedad de Alzheimer comienza 10 años o más, antes de que el deterioro cognitivo se haga evidente.

Durante esta etapa pre-clínica, cuando las personas aparentan no presentar síntomas, se están produciendo cambios tóxicos en el cerebro.

Uno de los principales cambios que ocurren en el cerebro es la acumulación de proteínas anormales en placas tóxicas y enredos o ovillos, haciendo que las células una vez sanas dejen de funcionar, pierdan las conexiones con otras células y mueran.

Los científicos ya sabían que la glucosa y sus subproductos metabólicos pueden dañar las proteínas a través de una reacción llamada glicación, que también se ha relacionado con la enfermedad de Alzheimer, y es una característica conocida de la hiperglucemia inducida por la diabetes.

Para el nuevo estudio, los investigadores utilizaron una técnica sensible para detectar la glucosilación en muestras cerebrales de personas con y sin enfermedad de Alzheimer.

Daño de azúcar a la enzima podría ser “punto de inflexión”

El equipo encontró evidencia de que la enzima MIF sufre daño de glucación en las primeras etapas de la enfermedad. También parece que el grado de glifación del MIF aumenta a medida que avanza la enfermedad.

MIF está involucrado en la forma en que las células cerebrales llamadas glia responden a la acumulación de las proteínas anormales durante la enfermedad de Alzheimer.

El equipo sugiere que el daño del azúcar al MIF reduce algunas de las funciones de la enzima y bloquea a las demás por completo, y este podría ser el “punto de inflexión” que posibilita desarrollar el Alzheimer.

“Hemos demostrado que esta enzima ya está modificada por la glucosa en el cerebro de los individuos en las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer”, dice Jean Van Den Elsen, uno de los investigadores y profesor de biología y bioquímica en Bath.

Él y sus colegas ahora están investigando si pueden detectar cambios similares en la sangre.

“El exceso de azúcar es bien conocido por ser malo para nosotros cuando se trata de la diabetes y la obesidad, pero este posible vínculo con la enfermedad de Alzheimer es otra razón más por la que deberíamos estar controlando nuestro consumo de azúcar en nuestras dietas”, explicó el primer autor, Dr. Omar Kassaar, de la Universidad de Bath.

Datos rápidos sobre la enfermedad de Alzheimer:

  • Los expertos sugieren que hay más de 5 millones de personas con la enfermedad de Alzheimer en los Estados Unidos
  • Los primeros síntomas de la enfermedad varían de persona a persona
  • La mutación genética suele ser la causa de la aparición temprana de Alzheimer.

Comenta este articulo