La diabetes se presenta en dos formas principales: tipo 1 y tipo 2. Ambos resultan en niveles altos de azúcar en la sangre si no se tratan, y dentro de la dieta un factor clave a ser observado es en relación a los líquidos, sean refrescos o bebidas alcohólicas.

La insulina, una hormona que ayuda a nuestras células a absorber la glucosa, es inexistente o escasa. Una persona con diabetes no puede usar la insulina apropiadamente. Esto hace que los azúcares se acumulen en la sangre. Puede ser peligroso si no se administra correctamente.

Diferentes bebidas y pueden afectar los niveles de azúcar en la sangre de diferentes maneras, cuando una persona tiene diabetes.

Qué tener en cuenta al elegir qué beber

Las personas con diabetes tienen diferentes necesidades corporales, por lo que no hay reglas dietéticas exactas. Sin embargo, algunos consejos pueden ayudar.

Para facilitar el control del azúcar en la sangre, es importante:

  • Tomar una dieta equilibrada y controlar la cantidad de carbohidratos consumidos
  • Mantener los niveles de carbohidratos coherentes de un día a otro
  • Consumir cantidades administradas de carbohidratos, porque el cerebro y el cuerpo necesitan algunos carbohidratos para funcionar.

Prestar atención a las etiquetas de los alimentos y los hechos nutricionales pueden proporcionar información importante. Las etiquetas deben indicar el tamaño de la porción y el contenido de carbohidratos de cualquier bebida.

Las mejores bebidas para las personas con diabetes

Las siguientes bebidas son buenas opciones para las personas con diabetes.

Agua

La mejor bebida para cualquiera es el agua. La hidratación adecuada influye en la salud física y mental, y cada sistema en el cuerpo necesita agua.

Los signos de sed también pueden ser confundidos con hambre o antojos de dulces. Esto lleva a algunas personas a buscar los refrescos y jugos. Si este anhelo ocurre, lo mejor es beber un vaso de agua primero y luego ver cómo reacciona el cuerpo.

Agua con sabor

Algunas personas eligen jugos o bebidas azucaradas porque encuentran el sabor del agua aburrida o sosa. Este no tiene que ser el caso.

El agua puede ser aromatizada con el jugo de frutas cítricas como la lima y el limón o un chorrito de jugo de arándano. Añadir la pulpa de aloe vera al agua puede ser beneficioso para la diabetes. Las aguas infundidas son sabrosas y saludables. En el mercado es fácil encontrar el agua con sabor o aromatizada.

Té de hierbas

El té de hierbas es otra manera de saborear el agua. Al hervir hojas de ciertas plantas en agua, se pueden agregar beneficios de sabor y salud.

La raíz de regaliz, por ejemplo, proporciona un sabor sutilmente dulce sin aumentar los niveles de azúcar en la sangre.

Algunos estudios incluso sugieren que el extracto de regaliz puede ayudar a reducir el azúcar en la sangre en las personas con diabetes.

Leche

A veces el cuerpo quiere algo más que agua. La leche puede ser una buena opción. Leche de vaca o leche de soja exenta de grasa, leche de arroz o leche de almendras sin azúcar pueden proporcionar calorías, vitaminas y minerales. Es importante elegir las variedades que no sean endulzadas.

Las leche agregará carbohidratos a la dieta, y debe ser aplicada en cualquier plan de alimentación.

Zumo de fruta pura – con moderación

Los zumos de frutas puros son apropiados, pero dado que el jugo de fruta mantiene el azúcar de la fruta, pero no necesariamente la fibra, éstos deben consumirse en pequeñas cantidades.

Los jugos tendrán que ser considerados en un plan de comidas.

El control de las porciones es clave para administrar la ingesta de carbohidratos al beber jugo con una comida. Beber solo el jugo puede llevar a un pico de azúcar en la sangre, pero consumirlo con otros alimentos puede ayudar a prevenirlo.

Café y té – con moderación

Existe un debate sobre la ingesta de café para las personas con diabetes. El consumo de café puede tener efectos no deseados a corto plazo, pero el consumo prolongado de café muestra algunos beneficios.

Con moderación, el café con cafeína y el té pueden proporcionar un impulso de energía sin los picos de azúcar en la sangre de otras bebidas.

Los cafés y tés azucarados es mejor evitarlos. Las cremas aromatizadas añadidas también pueden contener altos niveles de azúcar.

Las peores bebidas para las personas con diabetes

Las siguientes bebidas son malas opciones para las personas con diabetes.

Soda y bebidas energéticas

Las sodas y otras bebidas azucaradas pueden aumentar el riesgo de diabetes tipo 2.

Para las personas que ya tienen diabetes, este tipo de bebida proporciona grandes cantidades de azúcar y requiere poca digestión. Beber sodas sin alimentos saludables puede dar lugar a grandes picos en los niveles de azúcar en la sangre.

Dado que es importante distribuir la ingesta de carbohidratos de manera uniforme, sería mejor evitar o limitar la ingesta de refrescos y bebidas energéticas azucaradas.

Cócteles de frutas

Las bebidas endulzadas con azúcar como el ponche de frutas pueden parecer como zumo de fruta, pero a menudo contienen altos niveles de azúcar o jarabe de maíz. Estos ingredientes pueden causar los mismos picos en los niveles de azúcar en la sangre como la soda.

Proporcionan una alta concentración de carbohidratos pero mucho menos valor nutricional que los jugos de frutas puros. Los jugos de frutas se pueden disfrutar con moderación, pero los cócteles de frutas deben evitarse.

Bebidas alcohólicas para las personas con diabetes

Mientras que el alcohol no contiene azúcar, la cerveza contiene carbohidratos, y muchos mezcladores alcohólicos contienen azúcar.

El alcohol puede causar una caída en el azúcar de sangre. Esto puede ser un problema para aquellos con medicamentos que aumentan el nivel de insulina del cuerpo. En este caso, las bebidas alcohólicas siempre deben tomarse con alimentos.

La bebida ligera puede ser disfrutada por personas con diabetes que controlan sus niveles de azúcar en la sangre.

Esto se define generalmente como una bebida al día para las mujeres y dos bebidas al día para los hombres. Una bebida se considera 1,5 onzas de licores (prueba 80) (45ml), 5 onzas de vino (150ml), o 12 onzas de cerveza (350ml).

Es importante sólo beber con alimentos, y hacer un seguimiento de los niveles de azúcar en la sangre.

Las bebidas alcohólicas nunca deben ser usadas como un reemplazo de carbohidratos para los alimentos. En cambio, debe ser limitado y tomado además de la dieta normal.

Las personas con diabetes deben usar soda sin calorías como mezcladoras alcohólicas, o elegir agua espumosa o carbonatada en lugar de mezcladoras azucaradas.

Sugerencias de receta para personas con diabetes

Las siguientes ideas de recetas son opciones saludables para las personas con diabetes.

Batidos

Las personas con diabetes necesitan mantener el nivel de azúcar en la sangre del cuerpo lo más equilibrado posible. Los famosos batidos (smoothies) pueden representar un desafío tentador, ya que por lo general contienen altos niveles de azúcar o frutas ricas en azúcar.

La fibra es una forma importante y natural de retardar el proceso del cuerpo de digerir y liberar el azúcar en el torrente sanguíneo.

La adición de alimentos como aguacates, cocos, semillas de lino y semillas de chía pueden aumentar el contenido de fibra de la mayoría de los batidos, sin afectar el sabor.

Para una receta de smoothie verde de alta fibra, use los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de leche de almendras sin azúcar
  • 1 aguacate pequeño, cortado en daditos
  • 1 taza de espinaca
  • Media taza de arándanos
  • Se quita la mitad de una lima con la piel
  • Media taza de yogur griego no endulzado
  • 1 cucharada de semillas de chia
  • Media cucharadita de canela.

Este batido te llena, y puede servir como merienda. El yogur proporciona proteína, y la canela, semillas de chía y aguacate ayudan a equilibrar el azúcar de los arándanos.

Tés

Mientras que los refrescos o los cafés azucarados son un refresco popular para mucha gente, las personas con diabetes necesitan opciones más sanas.

El té verde es adecuado para personas con diabetes. Es rico en polifenoles, y algunas investigaciones han relacionado la ingesta de té verde con un menor riesgo de diabetes y una mayor capacidad para procesar azúcares.

Para hacer el té verde con jengibre:

  • 1 cucharada de jengibre finamente picado
  • 1 rama de canela
  • 2 hojas de stevia o alternativo (opcional)
  • 3 bolsas de té verde
  • 4 tazas de agua.

Añadir la canela y el jengibre al agua y llevar a ebullición. Herbir durante 5 a 10 minutos hasta que alcance la fuerza deseada, luego agregue las bolsas de té y sustituya el azúcar si lo desea.

Cócteles

Como todo el mundo, las personas con diabetes deben beber con moderación, pero también deben tratar de evitar adiciones azucaradas al beber cócteles.

Para un cóctel de menta y pepino, los siguientes ingredientes son bajos en azúcar:

  • La mitad de un pepino picado
  • 2 cucharaditas de jugo de lima
  • 3-5 hojas de menta fresca
  • 1 hoja de stevia o 1 cucharadita de azúcar alternativo
  • 1 onza y media de ginebra (45ml)
  • Hielo picado.

Estos ingredientes se pueden mezclar en una licuadora y servir con una rodaja de limón.

Comenta este articulo