El zinc es un oligoelemento que desempeña un papel vital en muchos aspectos de la salud humana. Estos procesos incluyen el crecimiento, la inmunidad y la reproducción. Ayuda al cuerpo a producir y regular muchas hormonas incluyendo la testosterona. Algunos estudios han demostrado un vínculo entre no tener suficiente zinc y la Disfunción Eréctil (DE).

Zinc y Disfunción eréctil

El zinc es vital para el desarrollo y la función de los órganos sexuales masculinos. Se ha demostrado que los machos con deficiencia de zinc tienen menos testículos desarrollados y menos recuento espermático.

El zinc ayuda a producir hormonas sexuales clave, como la testosterona y la prolactina. El zinc también permite la creación del componente principal del líquido prostático.

Hay evidencia de que el zinc dietético puede afectar la competencia sexual masculina. En un estudio, las ratas que recibieron una dosis oral diaria moderada de sulfato de zinc mostraron un aumento en el tiempo antes de la eyaculación y empuje del pene.

Un estudio de 2016 también encontró que un suplemento que contiene ácido fólico, zinc y la raíz dorada de la hierba mejoró el control eyaculatorio de los afectados por la eyaculación precoz.

Los suplementos de zinc también se han citado como un tratamiento potencial para la DE en aquellos con enfermedad renal a largo plazo.

La DE es cuando el pene tiene dificultad para erguerse o permanecer erecto durante el sexo. Según la Asociación Urológica Americana, la DE afecta a unos 30 millones de hombres en los Estados Unidos.

La mayoría de los casos de DE son causados ​​por una combinación de factores físicos y emocionales.

Factores físicos, como el nivel alto de azúcar en sangre y colesterol, reducen el flujo sanguíneo, lo que limita la firmeza del pene. Factores físicos como el estrés pueden disminuir el deseo sexual o la confianza. Enfermedades graves, especialmente aquellas que afectan la regulación hormonal y los sistemas sanguíneos, también pueden conducir a la DE.

Muchos con DE también experimentan síntomas adicionales tales como retraso o eyaculación precoz.

Las causas comunes de ED incluyen:

  • Enfermedad cardiovascular
  • Falta de ejercicio
  • Alta presion sanguinea
  • Alto nivel de azúcar en la sangre
  • Colesterol alto
  • Tabaco
  • Uso de drogas o alcohol
  • Obesidad o síndrome metabólico
  • Lesión de la médula espinal
  • Ansiedad de rendimiento sexual
  • Estrés
  • Problemas de relación, familiares o conflicto laboral
  • Depresión
  • Medicamentos

En años más recientes, la deficiencia de zinc también se ha relacionado con la DE.

Deficiencia de zinc

Se estima que un 17% de la población mundial padece de deficiencia de zinc. Los síntomas de la deficiencia de zinc incluyen pérdida de energía, falta de apetito, heridas curativas lentas, infecciones respiratorias a largo plazo, acné, dermatitis y psoriasis.

Los síntomas de la deficiencia de zinc varían mucho con la gravedad.

Los casos de deficiencia severa de zinc se consideran raros. A menudo son causados ​​por trastornos o enfermedades genéticas, pero pueden tener graves consecuencias en la salud.

Los casos moderados de deficiencia de zinc son relativamente comunes y típicamente asociados con una dieta desequilibrada o pobre. Se cree que alrededor de 2 mil millones de personas en el mundo en desarrollo tienen deficiencias de zinc de leve a moderada.

Los síntomas de deficiencia moderada de zinc son a menudo similares a los de los casos graves. Los casos moderados de deficiencia de zinc no son normalmente peligrosos para la vida de los adultos sanos, pero pueden afectar en gran medida el desarrollo de los niños pequeños.

Muchos de los síntomas de la deficiencia de zinc y la condición en sí están relacionados con trastornos de salud adicionales. Los síntomas de la deficiencia de zinc incluyen:

  • Ralentización o detención del crecimiento
  • Sistema inmune débil
  • Madurez sexual retrasada o incompleta
  • Discapacidad sensorial
  • Pérdida de apetito
  • Diarrea a largo plazo
  • Neumonía
  • Erupciones en la piel
  • Pérdida de cabello o adelgazamiento
  • Cansancio mental

Las que corren mayor riesgo de deficiencia de zinc son las mujeres embarazadas, los niños pequeños y los mayores de 65 años.

La mayoría de los casos de deficiencia de zinc son causados ​​por una nutrición inadecuada y la mayoría son el resultado directo de la dieta. Los vegetarianos estrictos corren mayor riesgo de desarrollar una deficiencia de zinc porque el zinc se encuentra predominantemente en la carne y los mariscos.

Las legumbres y algunos granos de cereales también contienen ácido fítico, que bloquea la absorción de zinc. La desnutrición o el hambre también pueden conducir a la deficiencia de zinc.

Algunas condiciones que pueden interferir con la absorción de zinc incluyen:

  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedad celíaca
  • Enfermedad inflamatoria intestinal y úlceras
  • Enfermedad hepática y renal

Los medicamentos que reducen la absorción intestinal también pueden conducir a una deficiencia de zinc.

El diagnóstico de las deficiencias de zinc es un reto porque el zinc está involucrado en demasiados procesos biológicos para tener una huella digital biológica única. Los niveles de zinc a menudo se determinan mediante pruebas de plasma o suero.

El zinc es un mineral dietético muy importante y es vital para una buena salud. Un mineral traza, el zinc desempeña un papel vital en muchos aspectos de la salud humana, incluyendo el crecimiento, la inmunidad, la reproducción y la percepción sensorial.

La mejor manera de obtener zinc en el cuerpo es a través de fuentes naturales que se encuentran en los alimentos. Es fácil incluir el zinc en una dieta porque se encuentra en un gran número de alimentos. Se encuentra en la mayoría de las cosas que contienen hierro, con la excepción de los productos lácteos.

Otros alimentos que contienen altos niveles de zinc incluyen:

  • Mariscos, particularmente las ostiones cocidas
  • Germen de trigo tostado
  • Carne magra cocida y hígado de ternera
  • Calabaza tostada, sésamo y semillas de calabaza
  • Chocolate negro
  • Cereales fortificados, aunque no aquellos con altos niveles de azúcar
  • Judias de soja, judias lima y judías verdes
  • Nueces, particularmente anacardos

Suplementos de zinc

Las Guías Alimentarias 2015-2020 para los estadounidenses recomiendan satisfacer las necesidades diarias de zinc a través de la dieta. La mayoría de los estadounidenses satisfacen sus necesidades de zinc mediante el consumo de carnes, como la carne de res y cerdo, y las legumbres.

La dosis diaria recomendada para el zinc depende de la edad y el sexo. Las mediciones son en miligramos (mg).

Resultado de imagen de tabla dosis recomendada zinc
Los suplementos minerales y los medicamentos están disponibles para aquellos que no pueden obtener suficiente zinc a través de la dieta. Sin embargo, los suplementos no están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y pueden no estar etiquetados correctamente o pueden estar contaminados con otros minerales.

Las personas que toman suplementos de zinc deben asegurarse de que los compran de distribuidores de renombre y siempre comprobar los niveles adecuados con su médico.

El zinc es un ingrediente comúnmente incluido en la mayoría de las multivitaminas, pero también se vende por separado en forma de pastillas o cápsulas. Algunos de estos suplementos tienen efectos secundarios conocidos. Por ejemplo, el sulfato de zinc, que es la forma más barata de venta libre del mineral, se sabe que irrita el estómago.

Algunos suplementos de zinc prescritos existen como Mercola y Galzin. En algunos casos, se recomiendan inyecciones de zinc. Pero esto sólo se producirá una vez que un médico ha evaluado los niveles de zinc de un individuo, que puede ser probado a través de muestras de sangre, orina o cabello.

Antes de tomar suplementos de zinc, las personas con DE deben hablar con su médico. Una prueba de testosterona puede ayudar a señalar si la suplementación con zinc puede ser beneficiosa.

Existen algunas pautas con respecto a los niveles de suplementos de zinc que son específicos de la disfunción sexual. Cualquier persona con DE que esté considerando tomar suplementos de zinc debe hablar con su médico primero para discutir opciones y dosis. Tomar demasiado zinc también puede causar problemas de salud.

Precauciones de seguridad para los suplementos de zinc

La Junta de Alimentos y Nutrición de los Estados Unidos advierte a los adultos que no consuman más de 40 mg diarios de zinc para evitar efectos secundarios o toxicidad.

Los síntomas comunes de la toxicidad leve del zinc incluyen problemas del intestino, tales como calambres, diarrea, y náuseas. La toxicidad de zinc más severa también puede causar dolores de cabeza, fiebre, pérdida de coordinación muscular y somnolencia.

La toxicidad de zinc a largo plazo puede causar anemia y debilitar dramáticamente el sistema inmunológico. Las deficiencias extremas de cobre también se han asociado con toxicidad de zinc a largo plazo.

Las personas deben tomar suplementos de zinc 1-2 horas después de las comidas y no deben tomarlos al mismo tiempo que otros suplementos minerales, como el hierro y el cobre.

Los alimentos que contienen ácido fítico, como cereales y granos enteros, pueden reducir la absorción de suplementos de zinc. Los alimentos ricos en fibra y fósforo también pueden reducir la absorción de zinc.

Los suplementos de zinc pueden ínter-actuar con varios medicamentos, incluyendo diuréticos y medicamentos para la presión arterial. En particular, los inhibidores de la ECA pueden verse afectados. Una persona que está tomando medicamentos para su presión arterial debe discutir la administración de suplementos de zinc con su médico.

Comenta este articulo