Categorias: Salud

Estudio proporciona más evidencia de que el café puede reducir la mortalidad

Con más de la mitad de los estadounidenses consumiendo café a diario, no es de extrañar que los investigadores están interesados ​​en cómo esto impacta a la salud. Ahora, un nuevo estudio se suma a la creciente evidencia de que el café es beneficioso, encontrando que el consumo de cuatro a cinco tazas al día puede reducir el riesgo de muerte temprana – incluso para los que beben café descafeinado.

Publicado en el American Journal of Epidemiology, el estudio es el último de una serie de estudios relacionados con el café, llevadas a cabo por el Dr. Erikka Loftfield, de la División de Epidemiología del Cáncer y Genética en el Instituto Nacional del Cáncer.

A principios de año, Medical Press ha informado sobre un estudio en el que el Dr. Loftfield, y sus colegas, revelaron cómo beber cuatro tazas de café al día puede reducir el riesgo de melanoma en un 20%.

Mientras que esta última investigación no se encontró ninguna relación entre el consumo de café y la mortalidad por cáncer, sugiere que el consumo de la bebida regularmente podría reducir el riesgo de muerte por una serie de causas, incluyendo enfermedades del corazón y diabetes.

Para llegar a sus conclusiones, el Dr. Loftfield, y su equipo, analizaron los hábitos de consumo de café auto-reporte y la salud de 90,317 adultos que se unieron a una prueba de cribado para la próstata, pulmón, colorrectal y cáncer de ovario entre 1998-2001. Los participantes estaban libres de cáncer y no tenían antecedentes de enfermedad cardiovascular al inicio del estudio.

Menor riesgo de muerte a 10 años para cuatro a cinco tazas de café diarias

Durante un promedio de 10 años de seguimiento, se produjeron 8.718 muertes.

En comparación con los individuos que no bebían café, los que consumían cuatro o cinco tazas al día, tenían el menor riesgo de muerte por diversas causas, entre ellas la diabetes, enfermedades del corazón, enfermedades respiratorias, la gripe y el suicidio.

Aquellos que consumían dos o tres tazas de café al día también tenían un riesgo menor de muerte, al igual que las personas que bebían café descafeinado o consumían aditivos de café.

Además, los investigadores encontraron que el consumo de hasta cinco tazas de café al día – el equivalente a 400 mg de cafeína – no estaba vinculado a los riesgos de salud a largo plazo.

Aunque investigaciones anteriores han relacionado el consumo de café con un menor riesgo de ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de hígado, este estudio no identificó ninguna relación entre el consumo de café y la mortalidad general por cáncer. «Esto puede deberse a que el café reduce el riesgo de mortalidad de algunos tipos de cáncer, pero no a otros», explicó el Dr. Loftfield a Reuters Health.

Los hallazgos del estudio se mantuvieron después de que el equipo representó una serie de factores influyentes, entre ellos el consumo de tabaco, consumo de alcohol y la dieta.

El juício aún está deliberando sobre exactamente cómo el consumo de café reduce el riesgo de muerte, pero los investigadores barajan la hipótesis de que la bebida «puede reducir el riesgo de mortalidad al afectar favorablemente a la inflamación, la función pulmonar, la sensibilidad a la insulina y la depresión.»

Esta última investigación apoya otro estudio reportado por Medical Press, el mes pasado, que encontró que individuos que beben menos de cinco tazas de café al día, pueden estar en menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, enfermedad neurológica, la diabetes tipo 2 y el suicidio.

Datos básicos sobre el café:

  • Los estadounidenses consumen un promedio de 3,1 tazas de café al día;
  • Alrededor del 65% de los estadounidenses disfrutan de su café con el desayuno;
  • Aproximadamente U$$ 40 mil millones fueron los gastos para café en los EE.UU./año.

Comenta este articulo

Deja un comentario
Comparte