Los científicos revelan cómo un hombre paralítico de 28 años de edad, se ha convertido en la primera persona a recuperar un sentido “casi natural” de contacto con la ayuda de una mano robótica conectado directamente a su cerebro.

De acuerdo con la Agencia de Defensa de Proyectos de Investigación Avanzada (DARPA) – una agencia del Departamento de Defensa de Estados Unidos, que permitió el desarrollo a través de su programa de Revolucionando Prótesis – el hombre no identificado fue capaz de identificar qué dedo del dispositivo robótico estaba siendo tocado suavemente con casi 100 % exactitud.

“En un momento, en lugar de pulsar un dedo, el equipo decidió que pulsar dos sin diciéndole” dice Justin Sánchez, gerente de programas de la DARPA. “Él respondió en broma preguntando si alguien estaba tratando de jugar una mala pasada. Es entonces cuando supimos que los sentimientos que estaba percibiendo a través de la mano robótica eran casi naturales.”

Sánchez presentó los hallazgos en espera de DARPA, ¿Qué? Un Foro de Tecnología de Futuro en St. Louis, MO, la semana pasada.

Estos últimos resultados representan otro paso hacia miembros artificiales que proporcionan las personas que están paralizadas o que tienen extremidades faltantes con un sentido del tacto.

Potencial para la “restauración biotecnológica casi natural”

Creado por los científicos del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, MD, de la mano robótica contiene “sensores de par” en cada dedo que puede detectar cuando se aplica presión a ellos.

Una serie de cables conectan la mano robótica al electrodo matrices que se implantan en la corteza sensorial – el área del cerebro responsable de la sensación – y la corteza motora – la región del cerebro responsable del movimiento del cuerpo.

Cuando se ejerce presión sobre los sensores de la mano robótica, las señales eléctricas son enviadas al cerebro que simulan la sensación táctil.

Sánchez y sus colegas probaron la mano robótica en el hombre de 28-años de edad, voluntario, que quedó paralizado tras una lesión de la médula espinal hace 10 años.

Los científicos tocaron suavemente cada dedo de la mano robótica mientras que el hombre tenía los ojos vendados.

No sólo fue capaz de controlar el movimiento de la mano mecánica con sus pensamientos, él fue capaz de detectar qué dedo los investigadores estaban poniendo presión sobre con una precisión casi perfecta. El hombre informó la sensación de que estaba siendo tocado su propia mano, según los científicos.

Los investigadores creen que su creación allana el camino para las extremidades robóticas que podrían simular un sentido natural del tacto. Sánchez dice:

“Brazos y piernas artificiales que pueden ser controlados por los pensamientos están mostrando una gran promesa, pero sin retroalimentación de señales que viajan al cerebro, puede ser difícil alcanzar el nivel de control necesario para realizar movimientos precisos.

Por el cableado de un sentido del tacto de una mano mecánica directamente en el cerebro, este trabajo muestra el potencial para la restauración de la biotecnología sin fisuras de la función casi natural. Hemos completado el circuito”.

En un informe publicado en The Lancet a principios de este año, los científicos revelaron cómo las manos robóticas controladas por la mente permitió tres hombres austriacos con debilitantes lesiones nerviosas de recuperar función de la mano, lo que les permite llevar a cabo tareas cotidianas como cortar los alimentos con un cuchillo.

persona paralitica ayudada de un robot

Comenta este articulo