Un nuevo dispositivo de prueba de sangre de mano es capaz de diagnosticar rápidamente un ataque al corazón en el punto de atención primaria. El nuevo Minicare I-20 – dispositivo de mano, desarrollado por Philips, está diseñado para su uso en los servicios de urgencias para reducir drásticamente el tiempo que los médicos necesitan para diagnosticar ataques al corazón.

A través de una sola gota de sangre, el dispositivo detecta las proteínas presentes en el torrente sanguíneo después de un ataque al corazón y proporciona un resultado en 10 minutos en lugar de la habitual espera de 60 minutos para los resultados de laboratorio.

Para los pacientes que acuden a los servicios de urgencias con dolor en el pecho, el dispositivo se puede utilizar para administrar una prueba inmediata, con resultados entregados mientras el paciente está siendo evaluado y una historia médica está siendo tomada. Esto reduce el tiempo para que el médico pueda decidir sobre el tratamiento.

El uso del dispositivo simplifica la interacción médico-paciente y mejora la forma en que los médicos son capaces de ofrecer el cuidado.

El sistema funciona mediante la medición de los niveles de troponina I cardiaca (cTnI), una proteína que se excreta por el músculo cardiaco en la sangre después de un ataque al corazón.

La compañía ha demostrado que la entrega en el terreno los resultados de pruebas son comparables con los resultados obtenidos en un laboratorio, lo que permite al médico a decidir sobre el tratamiento sin demora.

Las directrices actuales para el diagnóstico de infarto de miocardio requieren resultados de las pruebas de sangre de la troponina cardíaca – biomarcador para el 90% de los pacientes que se presentan en el servicio de urgencias (SU) con dolor en el pecho, pero no son diagnosticados por un electrocardiograma (ECG).

“Las muestras de sangre se suelen analizar en el laboratorio del hospital, que puede fácilmente tomar más de una hora para conseguir el resultado y de nuevo volver al médico de urgencias. El el punto de atención, las pruebas pueden ayudar a reducir significativamente el tiempo de respuesta,” dice el Dr. Paul Collinson , consultor patólogo químico en St. George’s Hospital Universitario NHS Foundation Trust, en el Reino Unido.

Dispositivo reduce protocolo de diagnóstico por hasta 3 horas

Para los pacientes cardiacos de alto riesgo – como los que padecen el síndrome coronario agudo – el triage rápido y un rápido inicio del tratamiento son críticos con el fin de mejorar los resultados del paciente y salvar vidas. Sólo el 10% de los pacientes con dolor torácico se puede diagnosticar mediante un ECG. El resto tiene que basarse en ensayos de biomarcador cardíaco adicional para el diagnóstico de infarto de miocardio.

Los médicos a menudo tienen que esperar hasta 6 horas antes de que pueda decidirse si se puede liberar con seguridad los pacientes o si necesitan admitirlos en el hospital para realizar más pruebas. El uso de Minicare cTnI es compatible con una reducción del protocolo de diagnóstico por hasta 3 horas.

Según Marcel van Kasteel, CEO de portátiles de diagnóstico en Philips: “Minicare I-20 está diseñado para ayudar a los proveedores de cuidado para reducir el tiempo de tratamiento y reducir el tiempo de espera de los pacientes, lo que contribuye a disminuir el acumulo en el servicio de urgencias y que conduce a una mejor utilización de los recursos hospitalarios.”

El rendimiento clínico y analítico del producto ha sido validado durante los estudios clínicos multicéntricos y probado en entornos de atención aguda de la vida real dentro del proyecto europeo Lab2Go, un consorcio de hospitales europeos. El estudio demostró el potencial de la Philips Minicare cTnI para medir con precisión los valores de cTnI, cerca del paciente en el servicio de urgencias, con un tiempo de vuelta de menos de 10 minutos.

Philips ha desarrollado el Minicare I-20 como un dispositivo de punto de atención primaria de usos múltiples, que le permite realizar diferentes análisis de sangre. En marzo de 2015, la compañía anunció un acuerdo de desarrollo de varios años con Janssen Pharmaceutica N. V. para desarrollar una prueba de sangre de mano para su uso con pacientes neuropsiquiátricos.

Cada prueba de sangre tiene un software dedicado y de un solo uso, el cartucho desechable que contiene la prueba específica de la aplicación. La tecnología ha sido diseñada para detectar múltiples moléculas diana a bajas concentraciones, dentro de la misma muestra de sangre y para mostrar los resultados en la pantalla del dispositivo en cuestión de minutos.

Philips ha obtenido recientemente la marca Comunidad Europea – CE  para el Minicare I-20, que se ha empezado a vender en el Reino Unido, Alemania, Holanda y Bélgica. La compañía planea implementarlo en otras partes de Europa. El dispositivo no está disponible actualmente en los Estados Unidos.

minicarei20

Comenta este articulo