Los investigadores pueden estar un paso más cerca de una prueba de diagnóstico temprano para la enfermedad de Parkinson, después de encontrar que una proteína anormal asociada a la enfermedad se puede detectar en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes.

Aunque todavía es pronto para la prueba, los resultados del equipo – publicados en la revista Annals of Clinical and Traslacional Neurology – han sido aclamados “enormemente prometedores”.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico mediante el cual la producción de dopamina en el cerebro se reduce con el tiempo, debido a los daños y la muerte de las neuronas que la producen. La dopamina es un neurotransmisor implicado en la regulación del movimiento y la coordinación.

Como resultado, los pacientes con la enfermedad pueden experimentar temblores en las manos, brazos, piernas, mandíbulas, y problemas en la cara, de movimiento lento, rigidez muscular, postura y equilibrio dañados, y trastornos del habla.

Actualmente no existe una prueba definitiva para la enfermedad de Parkinson. La enfermedad se diagnostica normalmente a través de la evaluación de la historia médica del paciente, un examen médico y pruebas físicas y neurológicas, pero esto puede tomar años.

Ahora, la doctora Alison Green, de la Unidad Nacional de Investigación y Vigilancia de CJD en la Universidad de Edimburgo, en el Reino Unido, y sus colegas, revelan cómo una prueba desarrollada originalmente para detectar la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (CJD) podría ser adaptada para detectar el Parkinson.

Prueba detecta Parkinson con 95% de precisión

En su estudio, el Dr. Green y equipo, informan de cómo la prueba – llamada Conversión Inducida por Temblor en Ttiempo Real (RT-QuIC) – detecta con precisión la acumulación de la proteína alfa-sinucleína en el líquido cefalorraquídeo de pacientes con la enfermedad.

La alfa-sinucleína es una proteína que se cree estar asociada con la aparición, tanto con la enfermedad de Parkinson, como la demencia con cuerpos de Lewy.

En las personas con Parkinson, la proteína se ha encontrado como formación de aglutinaciones – llamados cuerpos de Lewy – en las neuronas que producen la dopamina, mientras que en los pacientes con demencia con cuerpos de Lewy, los grumos se forman en las neuronas asociadas con las capacidades cognitivas.

Mientras que los estudios anteriores han tratado de desarrollar una prueba para detectar la alfa-sinucleína, éstos han producido resultados contradictorios. Esto es porque la proteína está presente en los cerebros de los individuos sanos, y solamente causa problemas cuando se agrupa.

La prueba del Dr. Green y colegas, sin embargo, tiene la capacidad de medir la viscosidad y la acumulación de proteínas, un indicador de susceptibilidad de causar la enfermedad.

Para su estudio, los investigadores aplicaron la prueba para 20 muestras de fluido espinal, tomadas de pacientes con la enfermedad de Parkinson, junto con muestras de 15 controles sanos.

Encontraron que la prueba fue capaz de identificar 19 de los 20 casos de las muestras con una precisión del 95% y el 100% de especificidad. También fue capaz de detectar la acumulación de la proteína en tres muestras de líquido cefalorraquídeo de pacientes con alto riesgo de Parkinson.

El equipo también aplicó la prueba a las muestras de los pacientes con demencia con cuerpos de Lewy. En comparación con las muestras de control, la prueba fue capaz de detectar la enfermedad con 92% de precisión y 100% de especificidad.

Avance significativo hacia la pesquisa precoz de Parkinson

Mientras que estos resultados deben ser validados en una muestra mayor de pacientes, los investigadores esperan que sus hallazgos podrían conducir a pruebas de diagnóstico muy necesarias, tanto para el Parkinson como la demencia con cuerpos de Lewy, y quizás pueda ser aplicada a otras enfermedades demenciales.

El Dr. Green dice que el diagnóstico precoz de estos pacientes puede significar una mayor participación en los ensayos clínicos de nuevos medicamentos para prevenir la enfermedad u ocasionar una progresión lenta de la enfermedad.

El Dr. Beckie Port, oficial de comunicaciones de investigación senior de Parkinson del Reino Unido, dice que según las conclusiones del equipo, podrían un día satisfacer la necesidad de una prueba simple y precisa para el Parkinson.

“Aunque los primeros días, el hecho de que los investigadores han desarrollado una nueva prueba de que es capaz de detectar la anormalidad de alfa-sinucleína en el líquido cefalorraquídeo de pacientes con Parkinson con notable especificidad y sensibilidad, esto es enormemente prometedor.

Se necesita más investigación para probar más muestras para ver si los resultados continúan ciertos y con seguridad, pero esto podría ser un avance significativo hacia un futuro examen de diagnóstico precoz del Parkinson,” explicó el Dr. Beckie.

Datos básicos sobre Parkinson:

  • Casi 1 millón de estadounidenses viven con Parkinson
  • La causa exacta de la enfermedad de Parkinson sigue siendo poco clara
  • No hay cura para el Parkinson, sólo tratamientos para ayudar a controlar los síntomas.

Comenta este articulo