Trasplantes realizados en Secuvita-Vita 34 confirman que las nuevas terapias basadas en células madre de cordón umbilical, podrían ser un tratamiento eficaz contra algunos tipos de cáncer al regenerar la formación de la sangre y reconstituir el sistema inmunitario.

Según el informe de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), “Las Cifras del Cáncer en España 2014”, para 2015 se darán 227.076 nuevos casos de personas con esta enfermedad. Los avances médicos han demostrado que las nuevas terapias basadas en trasplantes de células madre de cordón umbilical son un tratamiento eficaz contra el cáncer para regenerar la formación de la sangre y reconstituir el sistema inmunitario.

La sangre de cordón umbilical contiene un número extraordinariamente grande de células madre, sobre todo jóvenes, que permiten la renovación de las células sanguíneas. Si en el momento del parto se extrae y se conserva en bancos privados*, en caso de enfermedad la persona dispondrá de ellas durante toda su vida. Según los expertos, la probabilidad de necesitar las células madre aumenta al hacerlo la edad de la persona y en niños esa probabilidad se sitúa aproximadamente en 1:2000, y hasta 70 años el riesgo aumenta a 1:7.

Si las células madre son trasplantadas a determinados pacientes cuya médula ósea se encuentra enferma, pueden obtenerse prometedores éxitos terapéuticos.

Eficacia del trasplante de sangre de cordón umbilical en leucemia y neuroblastoma

Secuvita, única empresa de obtención y criopreservación de células madre de la sangre del cordón umbilical (SCU) en España con banco propio en Alemania, Vita 34, cuenta con varios casos de éxito que demuestran la eficacia del trasplante de células madre de cordón umbilical propias (trasplante autólogo, en el que el donante es el propio receptor) para tratar la leucemia o el cáncer del sistema nervioso.

Células madre de sangre de cordón umbilical conservadas en Vita 34, se utilizaron por primera vez hace ocho años, en un tratamiento de leucemia, el cáncer más común en niños. Veinticuatro meses después del tratamiento, la paciente estaba libre de células leucémicas, experimentando una remisión completa de la enfermedad que se mantiene 9 años después. Actualmente, la niña tiene 12 años y no ha presentado ningún síntoma de recaída.

Esta niña, con 3 años sufría leucemia linfoblástica aguda. Tras el primer tratamiento con quimioterapia experimentó una rápida remisión de la enfermedad, pero diez meses después el cáncer reapareció extendido a los huesos de la columna, lo que revelaba un tipo de leucemia especialmente agresiva. Fue entonces cuando se le administró quimioterapia mieloablativa y radioterapia, seguida de un trasplante de células madre de su propio cordón umbilical, conservadas en Vita 34, previo análisis para garantizar que estaba libre de células cancerígenas. Cuatro meses después de recibir el trasplante, la paciente presentaba un recuento plaquetario normal y no sufrió ninguna complicación.

Este trasplante autólogo de células de cordón umbilical en el tratamiento de la leucemia infantil fue el primer caso de éxito que demostró la viabilidad y eficacia de la aplicación de esta técnica como terapia para la leucemia pediátrica. Además no se encontraran células cancerígenas en la sangre del cordón umbilical de la paciente, un hallazgo desconocido hasta el momento.

Otro caso de éxito es el trasplante autólogo de sangre de cordón umbilical de una niña de 4 años a la que le fue diagnosticado un neuroblastoma en estadio 4, un tipo de cáncer del sistema nervioso. Tras un primer diagnóstico médico con mínimas posibilidades de supervivencia por la agresividad del tratamiento de quimioterapia y radioterapia, se optó por realizar un trasplante de células madre de su propio cordón umbilical -conservadas en Vita 34-, sin riesgo de rechazo, para reconstruir su sistema inmune tras el tratamiento del cáncer mediante una infusión intravenosa. Una semana después había mejorado y a las tres semanas abandonaba el hospital. Tras el trasplante, las células madre migraron hasta la médula ósea, donde se multiplicaron y empezaron a generar glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, iniciando así la regeneración de su sistema sanguíneo.

La radiación y la quimioterapia eliminan completamente las células tumorales, sin distinguir entre las cancerosas y las sanas, es decir, destruye también el sistema sanguíneo del paciente; por ello, hay que recomponer dicho sistema con células madre. El trasplante de células madre de cordón umbilical es una de las técnicas para ello, ya que permite que los pacientes puedan recibir dosis muy elevadas de quimioterapia o de radioterapia. El trasplante de células madre se hace a posteriori para recuperar las células sanas perdidas.

Secuvita, única empresa en España con banco propio, y su “Iniciativa Hermanos”

Secuvita, empresa biotecnológica dedicada a la obtención y crioconservación de células madre de cordón umbilical (SCU), es la única en España con banco propio en Alemania, Vita 34, que realiza uno de cada dos trasplantes familiares con células madre de sangre de cordón conservada en bancos privados. Vita 34 conserva más del 20% de las unidades de sangre de toda Europa, 1 de cada 5 unidades de sangre de cordón umbilical, y acumula la mayor experiencia en trasplantes: 28 trasplantes, que suponen una garantía del rigor de la conservación ofrecida a los padres españoles.

De los 28 trasplantes, 7 se han utilizado para tratamientos contra el cáncer, dos casos trasplante autólogo y cinco alogénico, es decir, las células madre proceden de otro individuo que resulta compatible, emparentado o no con el receptor, que si lo es suele tratarse de un hermano. El trasplante alogénico emparentado está ayudando a tratar enfermedades, sobre todo en niños. Por esta razón, Secuvita creó “Iniciativa Hermanos”, ofreciendo el almacenamiento gratuito de células madres para familias con niños enfermos sin coste durante cinco años. Son varios los casos en los que se ha utilizado sangre de cordón umbilical para hermanos, como una familia con un hijo de cinco años con anemia aplásica, otro con leucemia (ALL, leucemia linfocítica aguda), y una niña de diez años y un chico de catorce años con beta-talasemia.

SECUVITA y VITA 34 trabajan bajo normativa de calidad GMP (Good Manufacturing Practices), la más exigente, y está registrada en la FDA (Agencia Americana del Medicamento) para que la sangre del bebé se certifique como medicamento, de manera que la sangre conservada en VITA 34 tiene la consideración de Producto Farmacéutico Terminado y es aceptada para trasplante por la comunidad médica internacional.

celula madre, Articulo cientifico de las celulas madres, celulas madre imagenes, celulas madres en caso exitoso

Comenta este articulo