Un número creciente de personas están optando por alternativas más saludables al azúcar, y la stevia se ha convertido en una opción popular, especialmente entre las personas con diabetes. Los estudios han sugerido que el edulcorante natural, sin calorías, puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre, aunque exactamente cómo se logra esto no ha sido claro – hasta ahora.

Investigadores del Reino Unido y Bélgica han encontrado que la stevia activa una proteína llamada TRPM5, que está asociada con la percepción del gusto. Esta proteína también juega un papel en la liberación de la hormona insulina después de comer.

Koenraad Philippaert, coautor del estudio, del Departamento de Medicina Celular y Molecular de KU Leuven, Bélgica, y sus colegas, afirman que sus hallazgos podrían abrir la puerta a nuevos tratamientos para la diabetes tipo 2.

Los investigadores publicaron recientemente sus resultados en la revista Nature Communications.

Popularmente conocida por su nombre científico, la Stevia o Estevia, es un edulcorante derivado de las hojas de la planta Stevia rebaudiana -, nativa de América del Sur.

En 1899 el botánico suizo Moisés Santiago Bertoni, que realizaba investigaciones en el este de Paraguay, fue quien le dio el nombre de Stevia – en honor al botánico, médico y humanista valenciano del siglo XVI – Pedro Jaime Esteve, quien la investigó por primera vez con la llegada de las nuevas especies de plantas a España. Sólo se llevó a cabo una investigación limitada sobre el tema hasta que en 1931 dos químicos franceses aislaron los glucósidos de la estevia que dan su sabor dulce. Estos compuestos, esteviósidos y los rebaudiósidos, son 250-300 veces más dulces que la sacarosa y son estables al calor, con pH estable, y no fermentables.

La Stevia es también alrededor de 200 a 400 veces más dulce que el azúcar de mesa, y se utiliza a menudo como un sustituto del azúcar en refrescos, dulces, yogures, postres y otros alimentos y bebidas.

Stevia se dirige a la proteína responsable del sabor dulce, la secreción de insulina

El edulcorante, a base de plantas, generalmente se considera seguro para las personas con diabetes con moderación, y las investigaciones anteriores han indicado que la stevia puede incluso ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Sin embargo, los mecanismos subyacentes del efecto positivo de la stevia sobre los niveles de azúcar en la sangre no han sido bien comprendidos. El nuevo estudio de Philippaert y sus colegas apuntaba a arrojar algo de luz.

En experimentos que involucran cultivos celulares, los investigadores descubrieron que la estevia activa la TRPM5, que es una proteína importante para la percepción de gustos dulces, amargos y umami – vocablo que proviene del idioma japones y significa sabroso -.

“La sensación gustativa se hace aún más fuerte por el stevia y su componente steviol, que estimula la TRPM5. Esto explica el sabor extremadamente dulce de la stevia, así como su sabor amargo”, señala Philippaert.

Además, la TRPM5 hace que las células beta del páncreas liberen insulina después de la ingesta de alimentos. Esto ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre y previene el desarrollo de la diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 es una condición por la cual el páncreas no produce suficiente insulina, o el cuerpo es incapaz de usar la hormona de manera eficaz. Una dieta poco saludable es una causa común de la diabetes tipo 2.

La stevia no previno la diabetes en ratones que carecían de TRPM5

Para confirmar el papel de la stevia en la estimulación de la TRPM5, los investigadores llevaron a cabo experimentos en ratones.

Los ratones fueron alimentados con una dieta alta en grasa durante un largo período con el fin de impulsar el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Sin embargo, cuando la dieta alta en grasa fue suplementada con una dosis diaria de esteviósido – un componente activo de la stevia – los investigadores encontraron que los roedores no desarrollaron diabetes tipo 2. Este no fue el caso de los ratones que carecían de la proteína TRPM5.

“Esto indica que la protección contra los niveles anormalmente altos de azúcar en la sangre y la diabetes se debe a la estimulación de la TRPM5 con componentes de stevia”, dice el co-autor del estudio Prof. Rudi Vennekens, también del Departamento de Medicina Celular y Molecular en KU Leuven.

Los investigadores dicen que sus hallazgos pueden conducir a nuevas estrategias para tratar o incluso prevenir la diabetes tipo 2, aunque advierten que se requiere más investigación antes de que se convierta en una realidad.

“Esta es una investigación fundamental, y todavía hay un largo camino por recorrer antes de que podamos pensar en nuevos tratamientos para la diabetes”, dice Philippaert. “Por un lado, las dosificaciones que reciben los ratones son mucho más altas que la cantidad de esteviosido que se encuentra en las bebidas y otros productos para el consumo humano”.

“Más investigación es necesaria para mostrar si nuestros resultados se aplican fácilmente a los seres humanos. Todo esto significa que los nuevos tratamientos para la diabetes no estarán para un futuro muy cercano”.

azucar estevia

Comenta este articulo