El neumotórax, comúnmente llamado pulmón colapsado o colapso pulmonar, puede ser una experiencia dolorosa y preocupante.

En un cuerpo sano, los pulmones están tocando las paredes del pecho. Un neumotórax ocurre cuando el aire entra en el espacio entre la pared torácica y el pulmón, llamado espacio pleural.

La presión de este aire hace que el pulmón colapse sobre sí mismo. El pulmón puede colapsar completamente, pero la mayoría de las veces sólo una parte de él se derrumba. Este colapso también puede ejercer presión sobre el corazón, causando más síntomas.

Algunos aspectos/ocurrencias diferentes pueden causar el neumotórax, y los síntomas pueden variar ampliamente. Los médicos pueden ayudar a diagnosticar y tratar el neumotórax.

Causas

Las causas del neumotórax se clasifican como espontáneas primarias, espontáneas secundarias o traumáticas.

Espontáneo primário

Un neumotórax espontáneo primario ocurre cuando la persona no tiene historia conocida de enfermedad pulmonar.  La causa directa de su ocurrencia es desconocida.

Los grupos de riesgo para el neumotórax espontáneo primario incluyen:

  • Fumadores de tabaco o cannabis
  • Hombres altos de constitución delgada
  • Personas de 15 a 34 años
  • Personas con antecedentes familiares de esa afección

El factor de riesgo más importante asociado es fumar tabaco. Una revisión en la revista médica BMJ señaló que los hombres que fuman tabaco tienen 22 veces más probabilidades de desarrollar el neumotórax que los no fumadores. Las mujeres que fuman tabaco tienen nueve veces más probabilidades de desarrollar la afección que los no fumadores.

Si se trata con prontitud, normalmente no es fatal.

Espontáneo secundário

El neumotórax espontáneo secundario (SSP en ingles) puede ser causado por una variedad de enfermedades y trastornos pulmonares.

El SSP lleva síntomas más serios que el primario, y es más probable en causar la muerte.

Las enfermedades pulmonares que pueden aumentar el riesgo de desarrollar neumotórax incluyen:

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Fibrosis quística
  • Asma grave
  • Las infecciones pulmonares, como la tuberculosis y ciertas formas de neumonía
  • Sarcoidosis
  • Endometriosis torácica
  • Fibrosis pulmonar
  • Cáncer de pulmón y sarcomas que afectan a los pulmones

Ciertos trastornos del tejido conectivo también pueden causar SSP. Estos trastornos incluyen:

  • Artritis reumatoide
  • Polimiositis y dermatomiositis
  • Espondilitis anquilosante
  • Esclerosis sistemica
  • Síndrome de Ehlers-Danlos
  • Síndrome de Marfan

Bajo ciertas condiciones, los niños también están en riesgo de SSP. Las causas de SSP en niños incluyen:

  • Malformaciones congénitas
  • Inhalar un objeto extraño
  • Sarampión
  • Equinococosis

El riesgo también puede ser mayor si un miembro de la familia ha experimentado previamente SSP.

Neumotórax traumático

Un neumotórax traumático es el resultado de un impacto o lesión. Las causas potenciales incluyen trauma contusión o una lesión que daña la pared torácica y el espacio pleural.

Una de las maneras más comunes en que esto ocurre es cuando alguien fractura una costilla. Los puntos agudos del hueso roto pueden perforar la pared torácica y dañar el tejido pulmonar. Otras causas incluyen lesiones deportivas, accidentes automovilísticos y heridas punzantes o puñaladas.

Un neumotórax traumático puede ocurrir incluso si no hay herida visible en el pecho. Esto es común en personas que han sufrido un traumatismo explosivo debido a una explosión.

Los buceadores deben tomar precauciones cuando están bajo el agua para prevenir el neumotórax. Cuando los buzos respiran desde un tanque de aire comprimido, experimentan diferentes niveles de presión del agua y el aire en sí. La fuerza de estas diferentes presiones puede causar daño a los pulmones, que puede tomar la forma de un neumotórax.

Ciertos procedimientos médicos también pueden conducir a un neumotórax traumático. Insertar un catéter en una vena en el pecho o tomar una muestra de tejido pulmonar puede conducir a un neumotórax. Los médicos a menudo supervisan a las personas después de estos procedimientos para detectar cualquier signo temprano que pueda necesitar tratamiento.

Tensión neumotoraxica

Cualquiera de estos tipos de neumotórax puede convertirse en un neumotórax de tensión. Esto es causado por una fuga en el espacio pleural que se asemeja a una válvula unidireccional.

Cuando una persona inhala, el aire se filtra en el espacio pleural y queda atrapado. No se puede liberar durante una exhalación. Este proceso conduce a una mayor presión de aire en el espacio pleural que es mortal y necesita tratamiento inmediato.

Síntomas

Los síntomas del neumotórax apenas se pueden notar al principio y pueden confundirse con otros trastornos.

Los síntomas del neumotórax pueden variar de leve a amenazar la vida y pueden incluir:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho, que puede ser más grave en un lado del pecho
  • Dolor agudo al inhalar
  • Presión en el pecho que empeora con el tiempo
  • Decoloración azul de la piel o de los labios
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Respiración rápida
  • Confusión o mareos
  • Pérdida de conciencia o coma

Algunos casos de neumotórax casi no presentan síntomas. Estos sólo pueden ser diagnosticados con una radiografía u otro tipo de exploración. Otros requieren atención médica de emergencia. Cualquier persona que experimenta los síntomas anteriores debe contactar a su médico o buscar ayuda médica inmediata.

Diagnóstico

El diagnóstico de neumotórax puede ser complicado debido a la variedad de síntomas y causas.

En situaciones que no son de emergencia, los médicos primero examinarán físicamente a una persona para buscar signos del trastorno. Pueden tocar su pecho para verificar si hay sonidos anormales o escuchar su respiración a través de un estetoscopio.

Los médicos también preguntarán a alguien sobre su historial médico y sus hábitos, como fumar. También pueden preguntar acerca de cualquier antecedente familiar de trastornos pulmonares.

La imagen es una parte importante de la mayoría de los diagnósticos. Los médicos usan rayos X para tomar imágenes del tórax y buscar signos de un pulmón colapsado. Un técnico toma la radiografía mientras la persona inhala completamente y retiene la respiración.

El tamaño del neumotórax generalmente se mide como el espacio entre el pulmón y la pared torácica. El tamaño del neumotórax determina a menudo cómo se trata.

Las tomografías computarizadas se utilizan para obtener una mejor imagen del pulmón de lo que proporciona una radiografía. Los médicos a menudo utilizan tomografías computarizadas en situaciones de trauma cuando necesitan una imagen precisa de una herida de punción u otro daño para el tratamiento.

El ultrasonido se utiliza en algunas situaciones y puede proporcionar una manera rápida de ver el tamaño y la gravedad de un neumotórax. Puede ser más sensible que los rayos X para examinar el traumatismo cerrado.

En casos de neumotórax de tensión severa, la evidencia del pulmón colapsado es a menudo muy obvia y requiere atención inmediata para prevenir daños permanentes o la muerte.

Tratamiento

La mayoría de las formas de neumotórax requieren atención médica. El alcance de esta atención médica puede variar tanto como el trastorno en sí.

El tratamiento médico estándar suele implicar la inserción de un pequeño tubo entre las costillas o debajo de la clavícula para liberar el aire que se ha acumulado. Esto descomprimirá lentamente el pulmón.

Los médicos pueden prescribir varios medicamentos para paliar el dolor, ayudar a eliminar las toxinas, o prevenir la infección en el cuerpo. Algunas personas pueden necesitar oxígeno si su capacidad pulmonar es deficiente.

El tratamiento quirúrgico puede ser necesario en algunos casos, especialmente en individuos que han tenido neumotórax repetidos.

Las personas con SSP son más propensas a necesitar atención médica debido a la naturaleza seria de las enfermedades pulmonares asociadas con la condición. Aquellos con SSP pueden experimentar síntomas más severos y enfrentar un mayor riesgo de complicaciones graves y muerte.

Algunos neumotórax muy pequeños pueden sanar sin ningún tratamiento. Los médicos pueden dar a sus pacientes la opción de permitir que el neumotórax se cure bajo supervisión sin tomar ninguna acción médica o quirúrgica.

Una persona que experimenta cualquier signo o síntoma debe informar a un médico. Ellos pueden decidir si la intervención médica es necesaria para reducir el riesgo de eventos graves.

Panorama

El neumotórax puede ser difícil de diagnosticar y tratar. Una persona necesita trabajar en estrecha colaboración con su médico para asegurarse de que el tratamiento es exitoso. No debe tomarse a la ligera y puede ser mortal en ciertas situaciones.

La mayoría de los casos pueden ser tratados con pronta intervención médica. Trabajar con un médico, tan pronto como se noten los síntomas, es la mejor manera de asegurar que el neumotórax cure correctamente.

metformina para perro, como bajar de peso comiendo postres, que dé positivo y buenos es ser bipolar, medicamentos que tengan leptina, medicamentos que estimulan la leptina, medicamemtos que twngan leptina

Comenta este articulo