La Esclerosis Múltiple – EM – es una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmune afecta el sistema nervioso central, incluyendo el cerebro y la médula espinal. La causa es desconocida, pero puede implicar una combinación de factores genéticos y ambientales.

En el Sistema Nervioso Central (SNC) hay dos partes principales: cerebro y médula espinal. Envolviendo y protegiendo las fibras nerviosas del SNC hay un material compuesto por proteínas y grasas llamado mielina, que facilita la conducción de los impulsos eléctricos entre las fibras nerviosas.
En la EM la mielina se pierde en múltiples áreas dejando en ocasiones, cicatrices (esclerosis). Estas áreas lesionadas se conocen también con el nombre de placas de desmielinización.
La mielina no solamente protege las fibras nerviosas sino que también facilita su función. Si la mielina se destruye o se lesiona, la habilidad de los nervios en conducir los impulsos eléctricos, al cerebro y desde este, se interrumpe y este hecho produce la aparición de síntomas.

Muchas personas con esclerosis múltiple (EM) utilizan la dieta para ayudar a controlar sus síntomas, y las vitaminas son un componente esencial de esto.

Un grupo importante de vitaminas son las vitaminas B, que ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en energía, el sistema nervioso y mantener la piel, el cabello, los ojos y el hígado sanos. Son muy importantes durante el embarazo.

La Biotina, a veces denominada Vitamina B7 o Vitamina H, es una de las vitaminas del complejo B y es esencial para la salud humana. Podemos encontrar la Biotina en la levadura de cerveza, nueces, yemas de huevo, acelga, hígado y muchos otros alimentos.

La Junta de Alimentos y Nutrición de los Estados Unidos no ha establecido una dosis diaria recomendada (RDA) para biotina, pero la junta ha establecido un nivel adecuado de ingesta de 30 microgramos por día para adultos.

¿Cómo podría funcionar la biotina y cómo se usa?

La biotina es muy útil en los casos de EM progresiva, porque apoya el metabolismo de las células nerviosas.

La EM se desarrolla cuando la mielina, una sustancia que protege las células nerviosas, está dañada. La biotina activa las enzimas clave y ayuda al cuerpo a producir más de esta sustancia que protege los nervios.

Cuando los niveles de mielina están en niveles sanos en el cuerpo, las células nerviosas son capaces de comunicarse entre sí con más facilidad. Esta comunicación entre las células nerviosas puede reducir el nivel de discapacidad en las personas con EM.

Producir más mielina también puede ralentizar la progresión de la enfermedad.

Investigación actual sobre el uso de biotina en la esclerosis múltiple

Varios estudios han encontrado que altas dosis de biotina, hasta 10 veces la ingesta diaria típica, puede reducir los síntomas en las personas con EM progresiva. Además, las personas que tomaron estas altas dosis de biotina no desarrollaron ninguna reacción adversa significativa.

Varios estudios sobre el uso de biotina como tratamiento para las personas con EM han mostrado resultados positivos.

Un estudio encontró que las personas con EM que habían tomado altas dosis de biotina, reportaron dolor reducido y niveles de energía mejorados.

Un estudio francés demostró que las personas con EM, que habían sido tratadas con biotina, encontraron que su visión había mejorado.

Los científicos en Canadá también documentaron una mejora en la visión, así como una reducción de la parálisis parcial. En otro estudio, el 91% de los participantes mostraron mejoría clínica.

Es importante señalar que se trata de estudios preliminares y que no todas las personas que participaron en los estudios observaron el mismo grado de mejora.

Sin embargo, varios estudios muestran que, de las personas que han sido tratados con altos niveles de biotina, algunos han visto una ralentización en el progreso de la enfermedad y una mejor calidad de vida.

Otros beneficios y precauciones para la salud con la biotina

En dosis estándar, la biotina se asocia con la promoción de piel sana, cabello y uñas. Cuando se toma en grandes dosis, la biotina parece reducir los síntomas de la EM sin causar efectos secundarios graves.

Sin embargo, la biotina puede interactuar con otros elementos, y esto puede sesgar los resultados de importantes exámenes médicos. Esto ha llevado a lecturas poco fiables en algunas personas que están tomando suplementos de biotina.

Por ejemplo, se ha sabido que la biotina interfiere con las pruebas tiroideas, lo que sugiere que algunas personas tenían enfermedad de Graves, una condición grave de la tiroides, cuando no lo hicieron.

Informes en el New England Journal of Medicine han sugerido que tomar suplementos de biotina podría conducir a mediciones falsamente altas de:

  • T4 Libre
  • T3 Libre
  • Testosterona
  • Estradiol
  • Progesterona
  • Sulfato de DHEA
  • Vitamina B12

Los informes también señalaron que la biotina podría conducir a falsos en las pruebas de:

  • TSH
  • PSA
  • PTH
  • Hormona luteinizante
  • Hormona estimuladora folicular

Sin embargo, para garantizar lecturas precisas, una persona que está siendo tratada con biotina debe dejar de tomarlo 3 días antes de hacerse un análisis de sangre.

Causas y síntomas de la EM

La esclerosis múltiple es una enfermedad progresiva, lo que significa que empeora con el tiempo. Ataca a la mielina, una sustancia que se envuelve alrededor de las células nerviosas para protegerlas y facilita la comunicación entre ellas.

Cuando la EM ataca a la mielina, daña esta capa y los nervios involucrados. El tejido de la cicatriz se desarrolla, retardando o parando los nervios que transmiten señales el uno al otro. Esto interfiere con la comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo, dando como resultado los problemas del sistema nervioso que son característicos de la EM.

Los factores de riesgo pueden incluir la edad, ya que la enfermedad tiende a aparecer entre las edades de 20 a 40 años, antecedentes familiares, el consumo de tabaco y la presencia de otra enfermedad autoinmune.

Las mujeres tienen aproximadamente el doble de probabilidades de tener EM que los hombres, y es más común entre los blancos y los que viven en climas fríos.

Síntomas

La EM afecta a las personas de diferentes maneras. Algunas personas pueden experimentar sólo síntomas leves, mientras que otras pueden perder la habilidad de caminar o comunicarse. La tasa de progresión también varía entre los individuos.

Los síntomas incluyen:

  • Problemas con visión, coordinación y equilibrio
  • Debilidad en las manos y los pies, o en un lado del cuerpo
  • Fatiga
  • Dolor
  • Pérdida auditiva
  • Una sensación de hormigueo o entumecimiento

Las personas con EM también pueden desarrollar dificultades emocionales y cognitivas, como depresión, olvido, pérdida de concentración y mal juicio.

Tratamientos médicos actuales

Aunque actualmente no hay cura para la EM, los investigadores esperan que las técnicas como la terapia con células madre y la reparación de la mielina puedan ofrecer una solución.

Los programas de tratamiento actuales tienen como objetivo aliviar los síntomas, ayudar a los pacientes a recuperarse después de brotes y retardar o detener la progresión de la enfermedad.

Los medicamentos esteroides pueden ayudar cuando los síntomas aumentan. Si la medicación no funciona, el intercambio de plasma es otra opción.

Para los pacientes cuyos síntomas se desarrollan de manera constante, actualmente no hay tratamiento disponible. Para aquellos cuya enfermedad progresa en ajustes y comienza, algunos medicamentos modificadores de la enfermedad pueden ayudar en las primeras etapas. Sin embargo, estos medicamentos pueden tener efectos secundarios no deseados.

Los pacientes con EM necesitan trabajar estrechamente con su médico para encontrar un tratamiento adecuado.

Fisioterapia, masajes relajantes musculares, antidepresivos y otros medicamentos dirigidos a síntomas específicos pueden ayudar a controlar los síntomas de la EM.

Las prácticas de autocuidado, como ejercitarse, descansar mucho y tratar de reducir el estrés también pueden ayudar a las personas a vivir con la enfermedad. Comer una dieta equilibrada, especialmente una que contenga aceites saludables ricos en ácidos grasos omega-3, también puede ayudar a las personas a controlar los síntomas de la EM.

biotina en estados unidos, biotina esclerosis, estudio de la biotina, resultados de la biotina, vitamina b7 esclerosis multiple, vitamina H mielina

Comenta este articulo