24 Shares

Una combinación de terapia compuesta por dos factores neurotróficos ha demostrado reducir los efectos degenerativos de la enfermedad de Parkinson, informan investigadores de la UPV / EHU-Universidad del País Vasco.

Los dos factores; El factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) y el factor neurotrófico derivado de células gliales (GDNF) son proteínas que desempeñan un papel esencial en la función de las células nerviosas al inducir el crecimiento, la plasticidad y la supervivencia de las células.

El Parkinson es un trastorno de la neurona motora caracterizado por la pérdida de neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra del cerebro. Estas células nerviosas se encuentran en la sustancia negra del cerebro, donde producen el neurotransmisor dopamina, un modulador clave del movimiento involuntario.

Utilizando un modelo experimental, los investigadores reprodujeron las diversas etapas de la enfermedad de Parkinson e investigaron los efectos terapéuticos de la aplicación de los dos factores neurotróficos.

Como se informó en Molecular Neurobiology, VEGF y GDNF se administraron en microesferas o nanoesferas formadas por un polímero biodegradable llamado Poliácido láctico-coglicólico, que permite que las proteínas se liberen de forma gradual y continua. Esta administración combinada significaba que los investigadores podían evaluar cualquier efecto sinérgico que los dos factores pudieran inducir.

La Dra. Catalina Requejo y sus colegas informaron resultados alentadores para las etapas temprana y tardía de la enfermedad de Parkinson. La administración de la combinación VEGF / GDNF redujo significativamente la degeneración de las neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra del cerebro, así como también desencadenó la formación de nuevas células y la diferenciación celular.

Para confirmar este efecto sinérgico, el equipo administró una molécula conocida por inhibir los receptores celulares a los que se unen VEGF y GDNF.

Las consecuencias para el sistema dopaminérgico fueron incluso peores, lo que respalda los beneficiosos efectos sinérgicos que ejercen el VEFG y el GDNF en el Parkinson “.

Dra. Catalina Requejo, neurocientífica de la UPV / EHU-Universidad del País Vasco.

El estudio también mostró que los resultados más efectivos se observaron cuando se usaron nanoesferas como el modo de administración durante la enfermedad en estadio temprano, lo que proporciona una mayor evidencia de la importancia del diagnóstico temprano y del potencial terapéutico que la nanotecnología tiene para ofrecer.

“La nanotecnología podría ser una herramienta muy útil cuando se trata de administrar factores neurotróficos”, agrega Requejo.

24 Shares

Comenta este articulo