Un nuevo estudio describe un nuevo tratamiento pionero de cataratas – probado en animales y en un pequeño ensayo con pacientes humanos -. Consiste en que, después de retirar el cristalino opaco, el ojo vuelve a regenerar una nueva lente de sus propias células madre.

Los investigadores – incluyendo equipos de la Universidad de California en San Diego (UCSD), Universidad de Sun Yat-sen en Guangzhou y la Universidad de Sichuan, ambas en China – describen su nuevo enfoque de la medicina regenerativa en un artículo publicado en la revista Nature.

El tratamiento fue probado en 12 bebés que nacieron con cataratas. El resultado fue significativamente un menor número de complicaciones quirúrgicas que los tratamientos actuales, dicen los investigadores. La vista se ha mejorado en todos los 12 pacientes.

Uno de los líderes del estudio, Kang Zhang, profesor de oftalmología y director de Genética Oftálmica en la UCSD, dice:

«Creemos que nuestro nuevo enfoque dará lugar a un cambio de paradigma en la cirugía de cataratas y puede ofrecer a los pacientes una opción más segura y mejor tratamiento en el futuro.»

Nacer con una lente que está turbia o que al poco tiempo se vuelve así, es raro, pero es una causa importante de ceguera en los niños, ya que ellos no pueden manifestarse en su condición. Las estimaciones sugieren que afecta a alrededor de 3 de cada 10.000 niños, aunque esta tasa varía en todo el mundo.

El cristalino opaco evita que la luz pueda llegar a la retina, lo que resulta en una pérdida significativa de la visión. Los tratamientos actuales pueden ser difíciles y dar lugar a complicaciones en pacientes muy jóvenes. La mayoría de los niños necesitan usar gafas después de la cirugía de cataratas.

Método utiliza células madre en los ojos para crecer nueva lente

En el nuevo estudio, el equipo utilizó la capacidad de las células madre para crecer nuevo tejido. Ellos no utilizan el enfoque más común – donde se toman las células madre del paciente, las cultivan en el laboratorio y luego se colocan de nuevo en el paciente. Este método puede introducir enfermedades y aumentar el riesgo de rechazo inmunológico.

En su lugar, el equipo «convenció» a las células madre en los ojos del paciente para regenerar las lentes. Las llamadas células madre endógenas son las células madre que se encuentran de forma natural ya en su lugar, listas para regenerar tejido nuevo en el caso de lesión o algún otro problema.

En el caso de que el ojo humano, las células madre endógenas – conocidas como lentes de células madre epiteliales (LECs) – generan células de la lente de reemplazo durante toda la vida de una persona, aunque la producción disminuye con la edad.

Los enfoques actuales para la cirugía de cataratas eliminan los LECs, junto con la lente defectuosa – la mínima cantidad que se queda, pueden generar algunas células del cristalino, pero el crecimiento es aleatorio y desorganizado en los recién nacidos, y el resultado es que no hay una visión útil, según los investigadores.

El enfoque de los investigadores, como lo describen en su artículo, tiene dos diferencias importantes a la cirugía de cataratas convencional: deja la cápsula del cristalino intacta, y estimula las LECs para formar una nueva lente. La cápsula de la lente es una membrana delgada que ayuda a dar a la lente su forma requerida para funcionar.

La potencia regenerativa del cuerpo

Los investigadores probaron por primera vez el método en conejos y macacos, y mostraron que esto permitió a las LECs que se quedaran en el ojo para regenerar las lentes funcionales.

Luego, los investigadores realizaron una pequeña prueba en humanos, en los pacientes menores de 2 años. Doce niños fueron tratados con el nuevo enfoque, mientras que otros 25 bebés recibieron el procedimiento de cataratas estándar.

Los pacientes tratados con el nuevo enfoque tuvieron menos complicaciones y curaron más rápido que el grupo tratado con el enfoque estándar. Después de 3 meses, todos los ojos operados habían vuelto a crecer una nueva lente curvada en ambos lados (biconvexas).

Los niños que recibieron cirugía estándar tuvieron una mayor tasa de inflamación post-cirugía, desarrollando alta presión en el ojo y una mayor opacidad de la lente, según los investigadores.

El Prof. Zhang dice que el objetivo último de la investigación de células madre es tratar a los pacientes utilizando sus propias células madre. Y concluye:

«El éxito de este trabajo representa un nuevo enfoque en la formación de un nuevo tejido u órgano humano, los cuales pueden ser regenerados y las enfermedades humanas pueden ser tratadas, además pueden tener un gran impacto en terapias regenerativas aprovechando el poder de regeneración de nuestro propio cuerpo.»

Él y sus colegas planean extender sus hallazgos para tratar el tipo de cataratas que se desarrolla en las personas mayores. Uno de los desafíos que enfrentarán es cómo hacer que las células madre sean más productivas, ya que se vuelven menos activas con la edad.

Las cataratas relacionadas con la edad es la causa principal de ceguera en todo el mundo. En los EE.UU., más de 20 millones de personas viven con la enfermedad, y más de 4 millones de cataratas se eliminan todos los años en las operaciones que reemplazan el cristalino opaco por uno de plástico. Sin embargo, aunque la nueva tecnología ha mejorado mucho en la cirugía de reemplazo de cataratas, muchos pacientes todavía tienen que usar gafas para conducir o leer.

regeneracion del cristalino, celulas en los ojos en pacientes operados de catarata, regenerar cataratas, regeneracion ojos, ojo celulas epiteliales en lente, lantes de células madre

Comenta este articulo