Los investigadores han sugerido por mucho tiempo que la marihuana puede causar pérdida de memoria. Ahora, un nuevo estudio proporciona una visión de esta asociación, revelando cómo los cannabinoides en la droga activan receptores en las mitocondrias del cerebro del centro de memoria, lo que causa amnesia.

El líder del estudio, Dr. Giovanni Marsicano, de la Universidad de Burdeos, en Francia, y el equipo creen que sus hallazgos publicados en la revista Nature, pueden conducir al desarrollo de nuevas terapias dirigidas a los receptores cannabinoides sin el consecuente efecto secundario de la pérdida de memoria.

Los cannabinoides son productos químicos presentes en la marihuana, así como en las formas sintéticas de la droga.

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA), hay más de 100 cannabinoides en la marihuana, incluyendo el principal compuesto psicoactivo delta-9-tetrahidrocannabinol (THC).

Estos cannabinoides son similares en estructura a los cannabinoides que ocurren en el cuerpo naturalmente, tal como anandamide. Los cannabinoides de origen natural funcionan como neurotransmisores, envíando señales entre las células nerviosas, o las neuronas, que afectan a varias regiones del cerebro, incluidos los responsables de la emoción, el movimiento, la coordinación, la percepción sensorial, la memoria y el pensamiento.

Debido a que el THC y otros cannabinoides presentes en la marihuana y las formas sintéticas son similares a los cannabinoides naturales, son capaces de unirse a los receptores cannabinoides situados en las neuronas y activan ciertas regiones del cerebro.

Como resultado, los cannabinoides pueden alterar el funcionamiento normal del cerebro, causando una serie de efectos mentales y físicos negativos. Uno de estos efectos puede ser la pérdida de memoria. Los investigadores han demostrado que el THC puede afectar la función del hipocampo – la región del cerebro responsable de la formación de recuerdos.

En el nuevo estudio, el Dr. Marsicano y el equipo exploraron aún más la relación entre los cannabinoides y la pérdida de memoria.

Receptores cannabinoides CB1 en las mitocondrias regulan los procesos de memoria

En los últimos años, los investigadores descubrieron que un receptor cannabinoide llamado CB1 se encuentra en la mitocondria de las células nerviosas. Las mitocondrias se conocen como las «potencias» de las células, ya que convierten el azúcar, la grasa y las proteínas que obtenemos de los alimentos en energía que las células necesitan para funcionar.

Para su estudio, el Dr. Marsicano y sus colegas usaron una variedad de métodos innovadores para descubrir que hay receptores CB1 dentro de las mitocondrias de las neuronas del hipocampo, y los cannabinoides los activan, causando la pérdida de memoria.

En la investigación adicional, los investigadores encontraron que la pérdida de memoria provocada por los cannabinoides se reduce en la activación directa de los receptores CB1 en las mitocondrias, que altera la actividad mitocondrial. La activación de CB1 bloquea la cascada de señalización cannabinoide dentro de las mitocondrias, y también reduce la respiración celular – un proceso que permite la conversión de nutrientes en energía.

En términos simples, el estudio muestra que los receptores cannabinoides CB1 en las mitocondrias controlan los procesos de memoria ajustando el metabolismo energético de las mitocondrias.

Confirmando sus hallazgos, el equipo descubrió que la eliminación genética del receptor CB1 de las mitocondrias en el hipocampo evita la pérdida de memoria. También reduce el movimiento de las mitocondrias y la inhibición de la señalización neuronal causada por los cannabinoides.

«Intervención selectiva» en los receptores CB1 puede conducir a nuevas terapias

Los cannabinoides han demostrado beneficios potenciales para una serie de condiciones de salud, incluyendo dolor, náuseas y vómitos, y trastornos neurológicos. Sin embargo, los investigadores señalan que el uso de cannabinoides terapéuticos se ha visto obstaculizado por los efectos secundarios que presentan, como la pérdida de memoria.

El Dr. Marsicano y su equipo creen que sus hallazgos podrían impulsar el desarrollo de terapias nuevas y seguras que apunten a los receptores cannabinoides.

«Una intervención selectiva sobre receptores cannabinoides CB1 específicos, ubicados en el cerebro en ciertos compartimentos neuronales específicos, podría ser de interés con vistas a desarrollar nuevas herramientas terapéuticas basadas en los cannabinoides más efectivos y seguros en el tratamiento de ciertas enfermedades cerebrales», explicó el co-autor del estudio, Dr. Pedro Grandes, de la Universidad del País Vasco, en España.

Comenta este articulo