Una nueva investigación ofrece esperanza para los pacientes con esclerosis múltiple, después de encontrar que un antioxidante común de venta libre puede ayudar a retardar la condición.

En un estudio piloto, los investigadores encontraron que tomar una dosis alta de ácido lipoico por día durante 2 años redujo la atrofia cerebral total en pacientes con esclerosis múltiple progresiva secundaria (SPMS), en comparación con un placebo.

La autora principal del estudio, la doctora Rebecca Spain, de la Facultad de Medicina de Oregon Health & Science University en Portland, y sus colegas, informaron recientemente sus resultados en la revista Neuroinmunology & Neuroinflammation.

La esclerosis múltiple (EM) es una condición neurológica progresiva que se estima afectará a más de 2,3 millones de personas en todo el mundo.

En la EM, el sistema inmunitario ataca erróneamente a la mielina, que es la capa protectora de las fibras nerviosas en el sistema nervioso central. Esto interfiere con la señalización nerviosa entre el cerebro y la médula espinal, causando debilidad, dificultades para caminar, entumecimiento u hormigueo de la cara, cuerpo o extremidades, entre otros síntomas.

La EM recidivante-remanente es la forma más común de EM, en la que un paciente experimenta brotes (recaídas), seguidos de períodos de pocos o ningún síntoma (remisiones).

La mayoría de las personas con RRMS progresará a SPMS, donde el daño o la pérdida del nervio empeora, los síntomas se vuelven más severos, y los períodos de la remisión llegan a ser menos frecuentes.

Actualmente no hay cura para SPMS, pero existen terapias modificadoras de la enfermedad disponibles que pueden ayudar a retardar la progresión de la enfermedad.

El Dr. Spain y sus colegas sugieren que el ácido lipoico – un antioxidante natural que está disponible como un suplemento sin receta – podría ser un tratamiento eficaz para SPMS, después de encontrar que ayudó a reducir la tasa de atrofia cerebral total entre los pacientes con la condición.

El ácido lipoico superó al ocrelizumab

La atrofia cerebral total se refiere a la reducción del volumen cerebral total debido a la pérdida de neuronas, y se considera un marcador de la progresión de la EM.

Para su estudio aleatorio, doble ciego, el Dr. Spain y el equipo, fueron inscritos 51 adultos entre 40 y 70 años, todos los cuales habían sido diagnosticados con SPMS.

Un total de 27 participantes fueron asignados al azar a recibir 1.200 miligramos de ácido lipoico todos los días durante 2 años, mientras que los restantes 24 sujetos recibieron un placebo.

El volumen cerebral de cada participante se evaluó a la línea de base del estudio utilizando la RM. También se realizaron exploraciones de resonancia magnética cada año a partir de entonces, con el fin de identificar cualquier cambio en el volumen cerebral de los sujetos.

En comparación con los participantes que tomaron el placebo, los investigadores encontraron que aquellos que tomaron ácido lipoico mostraron una reducción del 68% en la tasa de atrofia cerebral total.

Para fines comparativos, el equipo observa que el fármaco ocrelizumab (marca Ocrevus), recientemente aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) para el tratamiento de la EM primaria progresiva, mejoró la atrofia cerebral total en un 18% en los ensayos clínicos.

Es más, el nuevo estudio reveló que los participantes tratados con ácido lipoico experimentaron menos caídas y mejores tiempos de caminata, en comparación con los sujetos que recibieron el placebo.

Es importante destacar que los investigadores encontraron que el ácido lipoico era generalmente seguro y bien tolerado por los participantes, siendo el efecto secundario más común el trastorno gastrointestinal.

Sin embargo, el equipo advierte que se necesitan más ensayos en un mayor número de pacientes antes de que el ácido lipoico pueda recomendarse como un tratamiento seguro y efectivo para la EM.

“Estas son altas dosis y aunque parece seguro, no sabremos si realmente mejora la vida de las personas con EM hasta que podamos replicar los resultados en el estudio piloto a través de un ensayo clínico mucho más grande”, explicó la Dr. Rebecca Spain.

“Afortunadamente, vamos a ser capaces de responder a esa pregunta con la participación de voluntarios amables”, añadió.

Utilizando los resultados de su estudio piloto, los investigadores están diseñando actualmente un ensayo clínico multisitio que se iniciará a finales de este año.

calores despues de los 60 años, como se podria aumentar el desarrollo de la célula, lombrices que se comen la piel muerta

Comenta este articulo