Las vitaminas son nutrientes que, cuando se sintetizan o asimilan en las cantidades adecuadas, contribuyen a nuestra salud y bienestar. Una nueva revisión sugiere que un conjunto de vitaminas conocidas y recientemente categorizadas puede ayudar a prolongar la vida útil de una persona y promover la salud hasta la vejez.

Una serie de nutrientes cruciales pueden ser ‘vitaminas de longevidad’ que ayudan a defenderse de las enfermedades y prolongan nuestras vidas.

La revisión, recientemente publicada en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, fue realizada por el Dr. Bruce Ames, científico principal del Hospital de Investigación del Hospital de Niños de Oakland (CHORI) en Oakland, CA.

Este trabajo analiza los resultados de numerosos estudios realizados en el laboratorio CHORI del Dr. Ames, así como los realizados por investigadores de otras instituciones.

En el artículo publicado, el Dr. Ames identifica un conjunto de vitaminas, que denomina “vitaminas de la longevidad”. Él contextualiza la importancia de estos nutrientes al sugerir que las personas pueden clasificar las proteínas (o enzimas) que necesitan para mantenerse saludables como “proteínas de supervivencia” o “proteínas de la longevidad”.

Si bien todos estos nutrientes son esenciales para el bienestar, desempeñan diferentes roles. El científico explica que las “proteínas de supervivencia” respaldan nuestros procesos básicos de supervivencia y reproducción, mientras que las “proteínas de longevidad” desempeñan un papel adicional en la protección contra daños adicionales al cuerpo humano.

Cuando los nutrientes son deficientes, dice el Dr. Ames, el cuerpo tiende a favorecer la producción de “proteínas de supervivencia”, lo que puede conducir a una disminución de las “proteínas de longevidad” y, por lo tanto, a un mayor riesgo de enfermedad.

Las “vitaminas de la longevidad”, según los investigadores, son los nutrientes que respaldan la función de las “proteínas de la longevidad” y permiten que el cuerpo humano permanezca saludable y viva durante un período prolongado.

Más de 30 vitaminas mantienen la longevidad.

El Dr. Ames explica que estos nutrientes clave, que incluyen la vitamina K, la vitamina D, los ácidos grasos omega-3, el magnesio y el selenio, contribuyen a los procesos que mantienen la salud de las células de nuestro cuerpo.

El científico argumenta que estos nutrientes desempeñan muchas funciones en el cuerpo, incluida la reparación del ADN, el mantenimiento de la salud cardiovascular y la prevención del daño celular debido al estrés oxidativo.

“La prevención de las enfermedades degenerativas del envejecimiento es una ciencia diferente a la curación de enfermedades: implicará experiencia en metabolismo, nutrición, bioquímica y elementos reguladores genéticos y polimorfismos”, escribe.

“Este enfoque es crítico para reducir los costos médicos. Se ha estimado que [la Unión Europea] ahorraría 4 mil millones de euros [4,6 mil millones de dólares] solo de la osteoporosis al utilizar suplementos de vitamina D y calcio”, señala el investigador.

En la revisión actual, el Dr. Ames sostiene que 30 vitaminas y minerales esenciales conocidos, tomados en dosis adecuadas, pueden ayudar a prolongar la vida útil de una persona y asegurar un envejecimiento saludable.

A estos, agrega 11 compuestos, que, aunque actualmente no están categorizados como “vitaminas”, el Dr. Ames cree que encaja con el concepto de “vitaminas de longevidad” como se describe en su revisión.

Estas sustancias incluyen taurina, ergotioneína, pirroloquinolina quinona, queuina, luteína, zeaxantina, licopeno, alfa-caroteno, betacaroteno, beta-criptoxantina y astaxantina.

‘La dieta es muy importante’
Estudios previos realizados por el Dr. Ames y su equipo encontraron que los individuos con deficiencias crónicas de bajo nivel de vitamina K, que es un componente de 16 enzimas diferentes, y el mineral selenio, que es un componente clave de 25 enzimas, tienen una mayor Riesgo de experimentar problemas de salud, particularmente problemas cardiovasculares.

La vitamina K es crucial para la coagulación de la sangre. Cuando los niveles de esta vitamina son bajos, el cuerpo no puede producir suficientes enzimas que ayudan a mantener limpias las arterias, lo que permite que la sangre fluya sin problemas.

Teniendo en cuenta estas observaciones y los hallazgos de la revisión, el Dr. Ames exhorta a las personas a ser más conscientes de seguir una dieta equilibrada y saludable.

“La dieta es muy importante para nuestra salud a largo plazo, y este marco teórico simplemente refuerza que debes tratar de hacer lo que tu madre te dijo: comer tus vegetales, comer tu fruta, dejar de tomar refrescos azucarados y carbohidratos vacíos”. – Dr. Bruce Ames

En el futuro, los investigadores creen que los especialistas podrían identificar aún más “vitaminas de longevidad”. Sin embargo, descubrir estos nutrientes requiere largos períodos de observación porque su ausencia del sistema no necesariamente causa efectos inmediatos y visibles.

En cambio, el impacto de las deficiencias de “vitamina de la longevidad” causa interrupciones en el sistema de una persona a lo largo del tiempo.

Por ahora, como señala el Dr. Ames: “[La revisión actual] puede ser un artículo teórico, pero espero que pueda agregar algunos años a la vida de todos”.

concecuenci de metformina en niños

Comenta este articulo